Hernández: “NO BAJAR LOS BRAZOS”

La diputada nacional por Chubut, Estela Hernández, llega al Congreso tras venir trabajando hace décadas en cuestiones de género. La legisladora está convencida que este Gobierno apoyará un debate real sobre esas temáticas este año.

Por Rodrigo Marcogliese

 

¿En qué momento de su vida la encuentra esta diputación?

Vengo militando desde hace 30 años en el PJ, he ocupado cargos en Chubut, y desde hace tiempo integro la Comisión Directiva del Sindicato de Comercio siendo pionera en instalar una Secretaría de la Mujer, y comenzar a trabajar con distintos gremios para que las mujeres puedan comenzar a integrarse en el mundo sindical con un papel protagónico. En Trelew creamos el primer lugar para trabajar cuestiones de género. Estoy orgullosa de formar parte de este Gobierno y de ver que se está armando un camino para llegar a buen puerto.

 

Llega a integrar el parlamento en el momento indicado…

Si, porque vamos a poder trabajar sobre esos temas, ya estamos formando un grupo de diputadas para comenzar a debatir sobre el aborto. Más allá de los cuestionamientos personales que tienen algunos legisladores es un tema de salud pública, para tratarlo con seriedad y respeto. 

 

Hace década que viene trabajando en estos temas, ¿Cree que la sociedad ha madurado para llevar adelante esos debates?

Me gustaria verla más avanzada. Quisiera que hubieran bajado los índices de violencia, y los de femicidio. Hace más de 20 años que trabajamos para ello, pero las estadísticas nos dicen que una luz roja se enciende, al menos hubo un cambio a la hora de dejar de naturalizar lo que estaba mal. No hay que bajar los brazos.

 

¿Qué le pareció la visita del Ministro Martín Guzmán al Congreso para explicar el manejo de la deuda?

Me pareció genial y para festejar que un Ministro de Economía venga al Congreso, luego de que en los años de macrismo este edificio tuvo escaso trabajo. Guzmán nos habló de una gran deuda, y que si bien la honraremos, no lo haremos a costa de la gente. Se están haciendo bien las cosas en este momento, pensando en Argentina sin hambre. La gente está ansiosa y existe una gran falta de credibilidad de la política, por eso esta etapa tiene que ser transformadora.