Ramón: “MENDOZA SIGUE DE RODILLAS PARA SALDAR CUENTAS”

El presidente del interbloque “Unidad Federal para el Desarrollo” en Diputados, José Luis Ramón, posiblemente tenga durante el año un rol determinante a la hora de terciar la pulseada entre lo que voten desde las bancas del Frente de Todos y Juntos por el Cambio. Además, en la nota, también hay lugar para hablar de su distrito y el desfase económico que viven en Mendoza puertas adentro y con respecto a la nación, a la que “le falta federalismo”.  

 

¿Qué implica venir del interior a la hora de legislar?

La primera impresión cuando llega a legislar alguien del interior es encontrarse con una pared muy grande con la que choca cuando ve el gran número de escaños que tiene la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires. Al principio genera impotencia, pero luego uno lucha con eso. Desde mi banca me planteo que el Gobierno nacional entienda que el clima áspero de Mendoza, por ejemplo, hace oportuno que exista una tarifa diferenciada en materia de suministro de gas, ese tema cuesta implantarlo en la capital porque no lo comprenden. Tuvimos un ex Presidente como Macri que no tenía idea de lo que era vivir en un lugar donde hace frío, y decía cosas como que uno “no debía andar en remera por su casa”. Nació “el derrochón” como si fuese todo lo mismo… eso es no diferenciar entre quien vive en un barrio privado cerca de la Casa Rosada, y quien está en un pueblo de Mendoza.

 

Hubo campañas oficiales hablando del “derrochón”. ¿Cree que es una manera de desligar obligación del Estado y transferirla al usuario?

Cambiemos vino con una concepción económica: la del derrame. Lo contrario a lo que creemos nosotros, uno tiene que mejorar la condición de vida para que todos podamos subirnos al carro del progreso y no sólo los banqueros, y proveedores de servicios públicos con domicilios en capital. El Banco de la Nación le prestó 18 mil millones de pesos a Vicentin sobre la base de una cuestión mercantilista, ayudando a una empresa que en su teoría iba a derramar su bonanza. Hay una enorme diferencia entre la forma del progreso que vemos para los problemas del vecino de un pueblo de provincia y lo que ocurre en la centralidad nacional.

 

¿Cómo ve al Gobierno en su provincia?

Los últimos tres gobernadores de Mendoza, Celso Jaque, Francisco Pérez y Alfredo Cornejo han estado de rodillas a todas las directivas de la Capital Federal. No gobernaron pensando en una provincia poderosa, y en el última periodo, la sociedad del radicalismo con el pro generó una lamentable mentira acerca de que la provincia tenía las cuentas ordenadas. Lamentablemente se produjo una polarización, se nacionalizó la elección. Hoy el Gobernador, Rodolfo Suárez seguirá de rodillas para saldar cuentas. Nos pide a Protectora y al PJ que lo apoyemos en el RollOver, lo que sería entrar en un proceso de prórroga de la fecha de vencimiento de un préstamo.

 

Al estar en una posición de centro entre los bloques mayoritarios comenzaron las operaciones mediáticas respecto al espacio que preside en el Parlamento, ¿Piensa que le darán una especial importancia los proyectos que acompañen?  

Hoy es difícil que se note porque todas las leyes vienen del Ejecutivo y recién tiene 60 días, nobleza obliga acompañar. Los proyectos que creemos que tienen una relevancia en el interior van a tener nuestro apoyo siempre. En los últimos dos años participamos de muchos proyectos de Ley siendo muy críticos con el ex presidente Mauricio Macri porque todas las iniciativas que llevó al Congreso fueron en beneficio de sus amigos, y en perjuicio de las economías regionales y la sustentabilidad económica de provincias como Mendoza, por ejemplo.