“FORTALECER EL DIÁLOGO”

La dirigente radical en Juntos por el Cambio, María Raquel Herrero, renovó su mandato como Auditora general de la Ciudad de Buenos Aires y en esta nota comenta la importancia de que el vecino se acerque y conozca más del organo de control que garantiza el manejo correcto de los recursos porteños.

Por Rodrigo Marcogliese

¿Qué lugar ocupa el radicalismo en la alianza Juntos por el Cambio?

Yo respondo al grupo político “Radicales por Argentina”, en donde estamos dentro del Gobierno trabajando codo a codo. Las visiones de otros integrantes en la coalición Juntos por el Cambio suman. Uno no tiene que apuntar a lo que ya se hizo, es decir, el metrobús es muy bueno… pero ya está, la gente ahora quiere más cosas. En la Ciudad tenemos hospitales con más de cien años, hay que aggiornarse a las nuevas tecnologías, y el radicalismo tanto en salud como en educación siempre apuntó a levantar la vara.

La designación como embajador en España de Ricardo Alfonsín generó controversia dentro del radicalismo también, ¿Cuál es tu postura?

La verdad que a mi no me sorprende. Raúl Alfonsín es el padre de la democracia, y está claro que hoy ya forma parte de todos. Era un hombre de diálogo, transparente, honesto, irremplazable. Ricardo es su hijo y su apellido pesa, no lo conozco demasiado ni comparto su decisión. Pienso que este es un momento para fortalecer esta alianza, y para pensar en el país más que en los cargos. Me enseñaron desde chica que “el que pierde acompaña”. No me gusta hacer críticas personales, él tendrá sus motivos.

¿Pensás que en el diálogo es el camino para que el Gobierno de Rodríguez Larreta entable una relación con el Ejecutivo nacional?

La democracia es eso, defender la república es lo que tienen que priorizar los políticos. Hay que conversar con todos, respetando pensamientos disidentes buscando puntos en común. Por ejemplo, la seguridad debe ser algo en común a todos los signos políticos.

Planteaste el ejemplo del metrobús, y que cada vez hay que ir por más… la mudanza del edificio de la Auditoría ya se logró, ahora ¿Qué desafíos te planteas para este mandato?

Es un honor haber renovado cuatro años más como Auditora de la Ciudad. Con el colegio anterior sacamos una resolución respecto a la participación ciudadana, y seguiremos apuntando a que el vecino conozca qué hacemos y se interiorice en saber cuál es la función de esta institución. Algo tan importante como estar al tanto de lo que se hace con nuestros recursos. También tratar de fortalecer el diálogo, este es una órgano técnico con profesionales de primer nivel.