La Policía de la Ciudad atrapó una banda de roba – motos: siete detenidos

Estaba conformada por siete jóvenes, dos de ellos menores de edad. Los líderes eran tres hermanos quienes se encargaban de elegir la moto que iban a sustraer para luego colocarlas en el mundo de los «motochorros». Tras una persecución fueron capturados y la moto robada, recuperada.

Efectivos de la Policía de la Ciudad lograron desarticular una banda dedicada al robo de motocicletas en territorio porteño. La organización delictiva estaba integrada por siete jóvenes, todos oriundos del sur del conurbano bonaerense, entre los que se encontraban dos menores de edad. El liderazgo de la asociación ilícita era ejercido por tres hermanos.

El hecho ocurrió sobre la calle Conde al 4400, en el barrio de Colegiales, donde efectivos de la Comisaría Vecinal 13C de la Policía de la Ciudad que realizaban tareas de despliegue territorial observaron el momento que una camioneta frenó junto a una moto, marca Honda, que se encontraba estacionada en la vereda. En una rápida maniobra descendieron del interior de la utilitaria cuatro personas quienes levantaron la motocicleta para introducirla dentro de la misma en apenas fracciones de segundos, para darse a la fuga por la calle Jorge Newbery.

Es así que de forma inmediata se irradió un alerta con la descripción de la camioneta, chapa patente colocada y la cantidad de personas que la ocupaban. En una acción coordinada entre los operadores del Centro de Monitoreo Urbano (CMU) y los oficiales de la Policía de la Ciudad que recorren la comuna 13 se implementó un operativo rastrillaje logrando interceptar y reducir a los delincuentes sobre la calle Maure al 3000.

Realizada una primera pericia ocular en el interior de la camioneta se observó que la motocicleta robada todavía mantenía la cadena de seguridad colocada en su rueda trasera. Efectuada la identificación de los siete ocupantes de la camioneta, resultó que dos de ellos eran menores de edad por lo que se dio intervención al Juzgado Nacional de Menores N° 1, a cargo del Dr. Cristián Von Leers, que dispuso la detención, el secuestro de la moto recientemente sustraída y la camioneta utilizada para perpetrar el ilícito.

Labradas las actas de rigor los menores fueron trasladados a dependencias del Instituto Inchausti, en tanto que los delincuentes mayores de edad fueron derivados a la Alcaidía de la Policía de la Ciudad, siendo todos imputados en una causa caratulada como «Tentativa de robo automotor».