“EL EJECUTIVO TAPA PROYECTOS”

El diputado nacional, Carlos Selva, explicó cómo es el nuevo armado de la fuerza con aspiraciones presidenciales que encabeza Sergio Massa. Por otro lado, fue muy crítico del uso que hace el oficialismo en el Parlamento y recordó el escaso número de sesiones ordinarias desde que Cambiemos llegó al Ejecutivo.

¿Qué desafío se plantea principalmente para este año?
Estoy totalmente abocado a la construcción de Compromiso Federal, formo parte de un espacio con exponentes provinciales con experiencia y capacidad de gestión. Los puntos de partida que me entusiasmaron tienen que ver con una unidad programática con producción y creación de empleo para revertir esta política económica. Además de buscar establecer pautas para el sistema educativo, poner en agenda el medio ambiente. Me siento identificado y fortalecido para seguir participando en la política bajo la conducción de Sergio Massa.

Usted reconoce un liderazgo en Sergio Massa, sin embargo se barajaron en estos primeros meses diferentes nombres como candidatos a la Presidencia, como por ejemplo, Urtubey o Lavagna ¿Hay posibilidad de unas internas en el espacio al que pertenece?
La figura de Roberto Lavagna ha prestigiado al Frente Renovador, con su solvencia y experiencia le dio el aplomo necesario para contrarrestar esta etapa política. Los nombres surgen porque las bases lo piden, pero sabemos que primero hay que fijar los cimientos y luego hablar de las candidaturas.

¿Cuál es la evaluación que hace del alejamiento de varios políticos que pertenecían al bloque el año pasado?
El que no está convencido que hay que construir una alternativa debe irse, porque perjudican al espacio y a ellos mismos ya que que no se sienten cómodos. Realmente pienso que fue algo positivo, el desafío es que Alternativa Federal unifique estrategias y proyectos.

¿Cómo evalúa el trabajo legislativo en el último periodo ordinario?
Cuando la oposición se unió para corregir el sistema tarifario, el Gobierno tomó nota de eso y envió el tema del aborto para dividir a la sociedad. Distrae al pueblo con un tema complejo y profundo que requiere un gran debate, utilizado con un objetivo netamente electoral. La actividad legislativa fue bastante frustrante. Más allá de la complejidad de esa Ley, lo real es que no pudo tomar agenda pública ni discutir a fondo la ART de Bomberos, un proyecto que se cayó y volveremos a revitalizar este año, ni que el folclore como identidad sea materia en las escuelas. En ese sentido quedaron muchos temas más y lamentablemente fueron tapados por el enviado por el Ejecutivo. El año pasado no hubo sesiones ordinarias, y eso no puede repetirse en el 2019, de lo contrario hay que tomar decisiones con respecto a la conducción de la Cámara.

¿Tiene diferencias con Emilio Monzó?
Bajo ningún punto de vista, yo me considero un amigo suyo y no lo digo específicamente por él sino que lo pienso siendo pragmático. No puede haber otro año sin sesiones ordinarias ni que sólo nos juntemos cuando el Gobierno decide hacerlo.