NUEVA LEY DE ALQUILERES

Un grupo de diputados nacionales ingresaron en la Cámara Baja el proyecto de Ley Nacional de Alquileres que impulsan las organizaciones de inquilinos de todo el país. De esta forma, la iniciativa ya fue ingresada en ambas cámaras del Congreso.

Recordemos que, a principios de 2016, la senadora García Larraburu ingresó el proyecto de Ley Nacional de Alquileres de la Federación de Inquilinos Nacional.

La iniciativa en cuestión fue discutida durante todo 2016 en distintas reuniones de comisión del Senado, se introdujeron modificaciones y se aprobó por unanimidad en noviembre de ese año.

En Diputados, el tema estuvo paralizado durante mucho tiempo. Recién se discutió cuando Mauricio Macri, en octubre de 2018, reconoció la necesidad de avanzar en una nueva Ley de Alquileres y encomendó a su bloque parlamentario a impulsar ese debate en Diputados.

Rápidamente, el proyecto que contaba con media sanción de Senadores obtuvo dictamen favorable en la Comisión de Legislación General de Diputados. Sin embargo, por presión del mercado inmobiliario y por disputas internas dentro del oficialismo; el proyecto no se trató en el recinto antes de la finalización de las sesiones ordinarias y perdió estado parlamentario.

Ante esta situación, y considerando que los consensos para aprobar el proyecto habían sido alcanzados en octubre del año pasado; el sector de Inquilinos Agrupados exigen que se dé tratamiento inmediato a este proyecto de ley, particularmente a los presidentes de las comisiones de Legislación General de Diputados y Senadores, Daniel Lipovetzky y Ada Itúrrez de Cappellini y en general, a todos los legisladores del país y al Gobierno nacional.

Recientemente, dieron a conocer los resultados de la 3° Encuesta Nacional a Inquilinos y los resultados demuestran, una vez más, la urgencia de avanzar con una regulación del precio y el plazo de los alquileres. Como dato saliente, un inquilino destina (en promedio) el 47% de sus ingresos en el pago del alquiler y que esa cifra aumentó en 6 puntos porcentuales durante el último año. Además, casi un tercio de los encuestados afirmó que tuvo que rescindir anticipadamente su contrato durante los últimos seis meses por dificultades en sostener el pago del alquiler.

Gervasio Muñoz, presidente de la Federación de Inquilinos Nacional, afirmó “lo que observamos diariamente es la intensificación de una crisis habitacional que se expresa en inquilinos que tienen serias dificultades para afrontar el pago del alquiler, muchos de ellos rescinden sus contratos para no acumular deudas, mientras que otros aún permanecen en las viviendas que alquilan, haciendo lo imposible para pagar los gastos fijos y llegar a fin de mes. A todos ellos, el Congreso les debe una respuesta. El gobierno nacional y los legisladores ya no pueden permitirse más dilaciones en este tema”.