A JUGAR CON HISTORIA

El juego de mesa que recrea la Batalla de San Lorenzo, fue declarado de interés en materia de cooperativismo y educación, por los valores de trabajo en equipo e históricos patrióticos.

El diputado Edgardo Form (NE) organizó el acto de declaración de Interés Cooperativo y Educativo a “Combate de San Lorenzo. El juego”. En su discurso alegó “vamos a distinguir a esto que tiene un valor para la cultura, la memoria histórica que excede a la ciudad de Buenos Aires. A través de un juego, es posible acceder a un capítulo fundamental de la historia”. Luego de la introducción, Form resaltó que “los realizadores del juego son jóvenes que se integraron en una cooperativa”.

El historiador Julio Romay, aseveró que “las figuras de este juego, están muy bien logradas y no son al azar, salieron de una investigación histórica”. Romay repasó los detalles del Combate de San Lorenzo, “donde se peleó con tenacidad y fue el bautismo de fuego de los granaderos a caballo”. También destacó que había una notoria diferencia de fuerzas a favor de los realistas, pero las patriotas se impusieron gracias a la estrategia aplicada por José de San Martín, además del factor sorpresa que utilizó sorprendiendo en el ataque; entre otras causas.

De la cooperativa Factorial, Silvina Kornitz, mencionó: “los combates son en grupo y San Martín fue un héroe porque existieron Juan Baigorria, Juan Cabral, el oficial Hipólito Bouchard; los héroes solos no existen”. Explicó que “Combate de San Lorenzo” es una nueva forma de concebir lo lúdico: “no es necesario que el otro pierda para que yo gane”.
Uno de los integrantes de la cooperativa Épica Juegos, Julián Bracco, explicó cómo son los juegos donde los participantes son colaboradores para lograr un objetivo antes que competidores. En el caso de “Combate de San Lorenzo”, los jugadores representan a los granaderos heroicos, que en cooperación derrotan a los realistas invasores y recrean el histórico combate.

Bracco destacó que el juego surgió por iniciativa de un grupo de amigos que a pesar del tiempo se mantuvieron unidos encontrándose en distintos juegos: “Pero un Día del Amigo, uno sugirió la idea de hacer un juego de mesa. A partir de ese momento lo diseñamos y decidimos hacerlo; a partir de allí nos constituimos en cooperativa; con mucho esfuerzo, convicción, gastando mucha plata, logramos el producto real”.

También se mostró orgulloso de haber podido hacer una tirada de mil, y “ahora vamos por una segunda edición; estamos creciendo en todo sentido, ya que también hemos conocido mucha gente en el camino de constituirnos en cooperativa”. El realizador de Épica Juegos destacó que el historiador Julio Romay “fue nuestro referente en todo lo relacionado con la historia, reflejado en el juego”.