EL DESAFÍO DE SEGUIR SIENDO OPOSICIÓN EN LA CIUDAD

La legisladora del FpV, María Rosa Muiños, habló sobre la nueva composición de la Legislatura. Además, el lugar de los comuneros que asumieron días atrás

¿Cómo creés que serán los próximos años de la legislatura porteña?
En principio, va a ser divertido. Es cierto que el PRO va a tener una composición bastante heterogénea, por primera vez. Han sido muy verticalistas estos años. Me parece que inauguramos una nueva etapa, buena para ellos porque tienen la Nación, la Provincia y la Ciudad, pero me parece que en la Legislatura se dará un proceso bastante rico más allá de que tengan mayorías. Nosotros podremos construir un bloque fuerte.

En la Ciudad ya son oposición. ¿Cómo seguirá ese rol?
No va a ser fácil, nunca fue fácil en la Ciudad ser oposición, es un desafío, esperemos poder cumplirlo. Por ejemplo, de la fuerza ECO uno de sus jefes es funcionario del PRO, son casi la misma fuerza. Con lo cual, somos nosotros los únicos opositores fuertes. Lo que tenemos de positivo es que vamos a trabajar para tener una única política opositora, constructiva sin tirar piedras.

Carlos Tomada es el nuevo jefe de bancada…
Sí. El contexto debe ayudar a unir las fuerzas, estableciendo una política única dentro del espacio del FpV. Y las características personales de Carlos considero que son claves para este proceso.

¿Cómo ha avanzado el tema de los comuneros?
Con la jura de la nueva camada de comuneros se demuestra que se le está otorgando importancia al cargo. Desde mi fuerza, perdimos muchos comuneros, el PRO sumó varios. Creo que el avance es institucional, sin importar quién gane, sino el rol destacado que a tomando el cargo en la construcción institucional.