«LA MEDIOCRIDAD DE QUERER COMPRAR AL PAPA»

El rechazo por parte del Papa a la donación de más de $16 millones por parte del Gobierno de Macri, concitó las reflexiones de Eduardo de la Serna, coordinador del Grupo de Curas en Acción por los Pobres y una de las voces más críticas dentro de la Iglesia católica.

Consultado sobre cómo recibió la noticia sobre esta reacción del Papa, De la Serna aclaró que “la donación” que le hace Macri al Papa Francisco fue presentada por los Medios hegemónicos como un gesto de “acercamiento y de encuentro”. Solamente un mediocre puede entender que los acercamientos entre personas se producen por plata. Me parece que se producen por políticas, gestos, actitudes”- consideró el religioso-.

“Comprar la voluntad del Papa parece una mediocridad macrista bastante evidente”- consignó-.

Más allá de que suena burdo ¿Usted cree que no se pensó y debatió este tema antes de presentarlo?
Decir que se pensó, es afirmar que el Gobierno “piensa”. Creo que el Gobierno se maneja con estrategias económicas, suma, cuenta, resta, es lo mismo que dijo el corrupto ministro de energía sobre llenar una planilla Excel. Acá me parece que hay un cálculo de que no les conviene por más que Duran Barba diga que el Papa no les suma votos, no les conviene quedar mal con él y se hace una donación para tratar de comprar la voluntad del Papa. Y Su Santidad, que es una persona digna les dice: Señores, esta donación hagan unos cuantos rollitos y se los meten… en el banco.

Esa donación de Macri es casi igual al monto que él dice tener en el exterior…
El Gobierno estaría dando plata del Estado, y eso es habitual. Ellos todo lo que es derroche, pérdida, lo hace el Estado y lo que es ganancias, son los particulares Macri jamás donaría de su plata, algo, a menos que sea para eximirse de impuestos, obviamente. Pero él no está en condiciones de entender ni qué son los impuestos.

Sobre la famosa “grieta”, dijo: “es un invento de uno que hace muchos años fue periodista y ahora es un showman que pasó por el Maipo. Es un invento. Hay muchos que están escandalizados. Hoy salió una carta abierta del diputado del PRO (Roberto Quatromanno). Diciéndole al Papa que profundiza la grieta. Es lo mejor que he oído, porque si es entre el bien y el mal, entre la verdad y la mentira, me parece maravilloso que el Papa lo haga.

Al mismo tiempo que el gobierno alentaba poner presos a los periodistas que denunciaran a los corruptos que tenían plata afuera, ese miso día dos mediocres periodistas brindaban con el presidente por el Día del periodista. ¿Eso no es grieta?

Siguiendo el tema del donativo, el costo político, y el llamado de María Eugenia Vidal a sindicalistas para posar para la foto en gesto de querer reconciliarse con la Iglesia, De La Serna opinó “algunos arzobispos de la Provincia de Buenos Aires son tan adversarios del Papa Francisco, como el propio Presidente. Que aparezcan en una foto con «Heidi», es normal. Esa posible foto es posible, estamos en la revolución de la alegría-señaló-.

A nivel América Latina, donde vemos que van ascendiendo gobiernos conservadores, por ejemplo en Perú, ¿en qué lugar queda la Iglesia y los curas de Opción por los Pobres?
No olvidemos que se cumplen 4 años de la destitución de Lugo. Habría que preguntarse si nuestro “padre” del norte no está tomando carta en el asunto porque los chicos revoltosos ya lo cansaron bastante. Ya tuvimos acá la visita del Presidente (Obama) y esposa (Michelle) que dijo que entre las mujeres maravillosas estaban “Margarita Barrientos y Heidi Vidal”.

Cada 15 días sale la carta de Curas Opción por los Pobres. ¿Qué puntos va a tocar la nueva carta?
La próxima sale el jueves a la noche. Casi seguro, el borrador ya está circulando para que le hagan agregados, correcciones, estamos considerando informaciones. Son temas que aparecerán en la carta. No estamos de acuerdo con el que dice que “todos los argentinos tenemos plata afuera”. Ni contentos con que los Panamá Papers sigan sin ser investigados, ni que Milagro Sala siga detenida, es decir pila de cosas que hay que tener presentes. Pero nuestro criterio es pensar desde el Evangelio nuestra realidad y lo que entendemos, es que nuestro compromiso es estar del lado de los pobres, algo que el gobierno no se enteró. Porque nos acusa de que estamos en política.