PAGAR TAXIS CON TARJETA

La legislatura porteña sancionó la habilitación de la aplicación TAXI BA, de esta manera se podrá pedir el servicio desde un teléfono móvil, inclusive se podrá pagar con tarjeta de crédito o debito.

La iniciativa fue un proyecto de la Jefatura de Gobierno de la Ciudad, que obtuvo despacho de la Comisión de Tránsito y Transporte, que preside el legislador Claudio Palmeyro (SP). Fue aprobada hoy por 51 votos y 4 abstenciones de los legisladores Gustavo Vera (BC), Fernando Vilardo (AyL), Marcelo Ramal (FIT) y Fernando Del Corro (PTS). Vera había planteado en el recinto una observación y solicitado la vuelta del proyecto a comisión, pero su postura fue rechazada por la mayoría y refutada por los diputados Alejandro García, Cristina García y Francisco Quintana (PRO).

 

Durante el debate hicieron uso de la palabra, a favor del proyecto, los diputados Palmeyro, Marcelo Gouman (Suma+), Hernán Arce (PS), Adrián Camps (PSA) y Daniel Presti (PRO). Todos aclararon que la aplicación Uber «es ilegal», porque no respeta ninguna normativa, y ponderaron que el software TAXI BA fue desarrollado por trabajadores de la Ciudad y es una herramienta tecnológica de uso abierto y gratuito que beneficia por igual a pasajeros y taxistas.

 

La ley modifica el Código de Tránsito y Transporte para incluir, como una de las formas de solicitud del servicio de taxis, «la Aplicación Oficial TAXI BA o el nombre que la autoridad de aplicación designe».

 

La norma establece que el pasajero podrá: solicitar el servicio de un Taxi Accesible una vez que se encuentre operativo el servicio, pagar a través de los medios electrónicos de pago habilitados, geolocalizar el viaje, identificar al vehículo y al conductor, posibilitar la emisión de una señal de alarma, generar un reporte electrónico del viaje que consigne fecha, hora, lugar de inicio y fin del servicio; importe abonado (otros datos que la autoridad de aplicación considere conveniente incluir), historial de viajes y calificación del servicio.

 

El taxista, por su parte, podrá generar un reporte diario de actividad, percibir el importe del viaje a través de los medios electrónicos de pago habilitados, recibir informaciones relativas al estado del tránsito así como otras que puedan resultar de interés.

 

Otras características del servicio:

 

– El conductor del taxi deberá estar en línea durante todo el tiempo que se encuentre prestando el servicio.

 

– Los vehículos Taxi Accesibles, una vez que se encuentre operativo el servicio, no podrán rechazar los viajes de usuarios con sillas de ruedas.

 

– El modelo de teléfono móvil del conductor debe satisfacer los requerimientos mínimos que establezca la autoridad de aplicación.

 

– El teléfono móvil del conductor dentro del vehículo debe estar sujeto mediante un soporte que facilite su visualización y operación segura.

 

– La aplicación no tendrá costos para los usuarios: pasajero, titular de licencia y conductor.

 

– La aplicación deberá asegurar la privacidad y protección de datos personales.

 

– Los vehículos adheridos al sistema deberán llevar una identificación con las características, diseño y colores que disponga la autoridad de aplicación».

 

– El pasajero elije la forma de pago, que será en efectivo, con tarjetas de débito o crédito u «otros medios de pago» que disponga la autoridad de aplicación.

 

 

 

Los diputados del espacio de Lousteau acompañaron la aprobación del proyecto de creación de la aplicación Taxi BA , la propuesta del Gobierno porteño para competir contra Uber y Cabify, aunque marcaron fuertes críticas al respecto. «Taxi BA no es una solución, es un parche. Una ciudad moderna debe regular servicios como Uber y obligar a todos los taxis a aceptar pago con tarjetas».

 

Tras la sesión, la diputada por el frente que lidera Martín Lousteau, Natalia Fidel, indicó que «desde ECO acompañamos la implementación de Taxi BA, aun cuando tenemos muy poco entusiasmo con los resultados que puede dar, por la sola razón de que no podemos oponernos a una aplicación que podría contribuir a que el deficiente servicio público de taxis sea algo mejor de lo que es actualmente.»

 

Fidel Presentó un proyecto para regular aplicaciones como Uber y obligar a que todos los taxis de la Ciudad acepten pagos con tarjetas de débito y crédito. En ese sentido opinó que «para modernizar el servicio de taxis no alcanza con una aplicación que van a usar de manera opcional los taxistas, ya que el taxi es un servicio público y, como tal, el Estado debe garantizar la calidad del servicio.»Y cuestionó, «¿Acaso a las líneas de colectivo se les dio la opción de elegir si cobrar los viajes con SUBE o con dinero en efectivo? El Estado tiene que impulsar una modernización de verdad y eso no se logra solo crear una aplicación de uso optativo. Es poco serio.»

 

La diputada, que además es especialista en innovación y aplicación de tecnologías a políticas públicas, cargó contra el proyecto de PRO al considerar que «para nosotros, esta iniciativa no es una respuesta a la altura de lo que debería hacer esta Legislatura frente al problema que tiene el servicio público de taxis de nuestra ciudad.»

 

«Taxi BA no fue pensada con la finalidad de mejorar el servicio público de taxis sino, como otra de las desacertadas respuestas que se han venido improvisando desde que Uber y Cabify patearon el tablero y pusieron de manifiesto que nuestro servicio público de taxis es anticuado y deficiente” sentenció la Diputada de ECO. «Tenemos que exigir más y aportar nuevas ideas para mejorar el servicio público de taxis, que tiene muchas deficiencias que no se arreglan creando aplicaciones, ni prohibiendo otras sino, poniendo al ciudadano en el centro de la escena y pensando soluciones a largo plazo», remató.

 

Concurso sobre vehículos para taxis

 

Los diputados de la Ciudad también aprobaron hoy una ley que encomienda al Poder Ejecutivo el llamado a concurso público para «determinar él o los vehículos que presenten una adecuada ecuación calidad – precio que posibilite ser designado como Vehículo Oficial Taxi de Buenos Aires (VOTBA)».

 

El proyecto fue del diputado Claudio Palmeyro (SP) y tuvo dictamen de la Comisión de Tránsito y Transporte que él mismo preside. Obtuvo en el recinto 52 votos y las abstenciones de los diputados Del Corro y Ramal.

 

El propio artículo segundo de la ley sancionada explica que «la finalidad de establecer requerimientos adicionales para los Vehículos Oficiales Taxi de Buenos Aires obedece a que los fabricantes de vehículos puedan proveer los mismos con características diferenciales que posibiliten brindar un mejor servicio de transporte».

 

En su artículo tercero la norma establece que «las características del VOTBA serán tales que posibiliten lograr una mejor performance del mismo en relación al medio ambiente; contar con un equipamiento suficiente que provea una mayor seguridad física, tanto para su conductor como para los pasajeros; mejorar su desempeño en seguridad vial, tanto activa como pasiva; brindar estándares de confort superiores; tener una adecuada accesibilidad para los pasajeros contemplando adaptaciones para personas discapacitadas, mayor tecnología aplicada a la seguridad y mejoras en las condiciones en las cuales se presta el servicio, en un conveniente equilibrio de calidad y precio».

 

Los requerimientos del concurso serán definidos en conjunto por la Autoridad de Aplicación (Secretaría de Transporte de la Ciudad) y las «entidades del sector», dice la ley.