DESIDIA TOTAL

El diputado nacional Alejandro Grandinetti se mostró muy activo durante la presentación que hiciera el Ministro de Defensa Oscar Aguad ante el Congreso, para dar explicaciones sobre la desaparición del submarino ARA San Juan. Además, habló del escándalo en la sesión suspendida en Diputados para analizar los tarifazos.

 

¿Qué te llevaste en claro de la visita del Ministro Aguad?

Fue una sucesión de errores y alertas que habían llegado incluso por escrito. Ya desde diciembre del 2016 se había advertido que había problemas graves del ARA San Juan, incluso algunos que son compatibles con lo que terminó ocurriendo el 15 de noviembre cuando se pierde contacto con el submarino.

 

“Si hubiéramos tenido sensibilidad, una cadena de mandos acorde a los problemas que tenía el ARA, hubiéramos tenido mucha más chance de que no se produzca lo que terminó ocurriendo”- lamentó el diputado-

 

Consultado sobre la respuesta que dio el ministro Aguad, el legislador comentó:

 

“Lo que mostró es que evadía la responsabilidad diciendo que debía investigar la justicia y lo que creo es que era una responsabilidad política”, el diputado acto seguido hizo referencia a una serie de irregularidades que se cometieron en el submarino, y concluyó: “Una desidia total”.

 

“Muchos elementos se dieron para configurar el desastre-argumentó-, tenemos un año para investigar, pero todo indica según el último parte que tenemos, que el inconveniente detectado en julio, ya el ARA San Juan presentaba problemas con el agravante de la tormenta que tuvieron en ese momento; pero debemos saber también cuál era el plan que se le había otorgado a esa arma de inteligencia importante que tenía la Armada Argentina y cómo fue el procedimiento de búsqueda una vez detectada la emergencia”.

 

Otra torpeza

 

Pasando al tema de la sesión frustrada en Diputados por la actitud que asumió el diputado Alfredo Olmedo al impedir el quórum para analizar el tema de los tarifazos, Grandinetti consideró: “Fue una gran torpeza, independientemente del personaje, el Gobierno también tiene la “virtud” de llevarlo todo al plano de la política y la gente está harta. La Argentina está en una caída libre donde no encuentra el piso, es uno de los países del mundo que más años tiene en recesión económica, y eso explica la decadencia del país y su clase dirigente.

 

“Acá el problema no era ni siquiera político- de oposición ni oficialismo-, es que no le alcanza a la gente la plata para pagar las tarifas, y los que nos estuvieron diciendo durante tanto tiempo, de gradualismo, lo aplicaron en todo principalmente en la recuperación salarial de los trabajadores, a los que les piden que arreglen salarios al 15% y la inflación va a estar en el 20 y pico. Es insoportable y lo vemos en diferentes lugares, sobre todo el interior de la Argentina (Córdoba, Santa Fe).

 

A una pregunta sobre la intervención del PJ, Grandinetti consideró:

 

“Prefiero ser muy cuidadoso, me identifico como peronista pero estoy en otro Partido. Creo que el problema del peronismo es que hemos dejado de enamorar a la sociedad”. Siguiendo con el tema el legislador hizo alusión a una frase de Perón y evaluó: “Creo que el problema que tenemos para aquellos que pensamos en el movimiento nacional y popular, es que no hemos identificado correctamente lo que la sociedad ha cambiado en los últimos años y que ha sido mucho”- observó- y se refirió a las crisis que sufren en el mundo los partidos políticos.

 

“En definitivas, creo que discutir sobre un partido hoy, es discutir sobre el sexo de los ángeles, lo que tenemos que discutir es el renuevo de las ideas. El peronismo será interpretación de ese sentimiento popular y nacional – consideró-, en la medida que pueda interpretar también por dónde pasan las necesidades de su gente. Hay un quiebre que tenemos que subsanar nuevamente”- afirmó concluyente-