LEY DE EMERGENCIA TARIFARIA

En un comunicado la Asamblea de PYMEs lamentó el veto del Presidente Macri. La entidad participó en los debates previos y había expresado su aval al Proyecto de Ley ante los legisladores de ambas Cámaras.

 

Recientemente, ante las declaraciones del Ministro Cabrera en cuanto a que los aumentos de tarifas no impactan en las Pymes, la entidad observó que, por el contrario, el abusivo cuadro tarifario fue el detonante que terminó de liquidar a miles de empresas de menor tamaño, que dependen del mercado interno y no son subsidiarias de grandes corporaciones.

 

“Hoy las Pymes sufren una combinación letal que empeora día a día: incrementos de precios en combustibles, transporte, comunicaciones e insumos difundidos; una tasa de interés de referencia que se confirma en 40% (con tasas de financiamiento entre 50 y 100%); entrada masiva de bienes importados, el enfriamiento de la demanda y consiguiente caída en las ventas”, dijo el Presidente de APYME Eduardo Fernández

 

Atendiendo esta realidad, la Ley que aprobó el Congreso retrotraía los aumentos recientes al mes de noviembre y los limitaba de acuerdo con el coeficiente de evolución salarial (en el caso de usuarios residenciales) y con el Índice de Precios Mayoristas.

 

“El veloz veto presidencial no sólo ignora la situación de las Pymes, de los trabajadores, la economía social y los sectores medios cada vez más perjudicados por una arbitraria transferencia de ingresos hacia las empresas energéticas. El mensaje del presidente Macri y de Cambiemos, una vez más resulta apropiado para los mercados y no para al país, ya que sólo beneficia a un conjunto de empresas cartelizadas”, sentenció Juan José Sisca, secretario de la Asociación.

 

Además se ratifica que los principales ejes de política económica pasarán por lo acordado en las negociaciones con el FMI, que profundizarán la tendencia recesiva del entramado productivo nacional.

 

APYME llamó al empresariado local, los trabajadores, cooperativistas, la economía social, pequeños productores agropecuarios, los estudiantes, profesionales y demás sectores afectados a pronunciarse y actuar en defensa de la democracia y de los intereses del conjunto de los argentinos, la industria nacional, las Pymes, las economías regionales y el empleo.