“A FAVOR DE UNA BOLETA ÚNICA CON LECTOR QR” 1

En la sede que la Defensoría del Pueblo de Buenos Aires posee en Av Belgrano 676, se desarrolló la entrevista que la Asociación de Medios Vecinales de la Ciudad le realizó a su titular, Alejandro Amor, quién se explayó ampliamente en varios temas de mucha preocupación para los porteños, como es la Ley de Alquileres, violencia de género y voto electrónico entre otras inquietudes planteadas por los medios asistentes.

La directora del sitio Sesionar, Alex López, realizó la presentación formal antes de comenzar la ronda de preguntas: “quiero presentar a los medios presentes que desarrollan su actividad en los barrios de la ciudad y que están en representación de toda la Asociación: Palermo Online, El Adán de Buenos Aires, Noticias del Barrio, Info Barrial, Sesionar, Transparencia Comunal, Conexión Ciudad, Parque Chacabuco, Buenos Aires Inclusiva, Devoto Hoy, Gaceta de Versailles, Sitios Hoy, Noticias Vecinales, Fabricando Alternativas, Cambalache, Nadie nos invitó, Línea Oeste, Mi Belgrano, Mi Belgrano River, La Taba y Barriada y está con nosotros el presidente de la Asociación, Pablo Rubín.

Luego de la presentación, Alejandro Amor dio la bienvenida y comentó que estaban organizándose para fiscalizar las elecciones de las PASO a nivel local y nacional, haciendo referencia a la amplia experiencia que tiene la Defensoría en anteriores elecciones:

“Cuando fiscalizamos las elecciones, nosotros convocamos a los apoderados de todas las fuerzas políticas y les pedimos que nos acompañaran, aunque nunca vino nadie, pero nadie en toda la Argentina. Se puede justificar que no estén en Caleta Olivia o en Rio Turbio, que es complicado, pero en Capital Federal donde hay varios puntos de transmisión, nunca vino nadie aunque convocamos a todos los apoderados de todos los partidos políticos.

¿Por qué cree que no asisten?

Porque hay un nivel de confianza alto. En estas elecciones lo que habían denunciado Recalde, Graciela Camaño en los medios acerca de una posible manipulación, no es lo que va a pasar en el correo, pero si puede pasar en la manera que se vayan notificando los telegramas que lleguen.
Es decir, vos podes esconder un montón de telegramas y sacarlos después, no decís nada y vas mandando otros que te sean favorables. Es un poco lo que se dijo en la conferencia de prensa, entonces lo que piden es que los telegramas no importa de dónde sean, ingresan y se publican, que es lo que corresponde.

Si son favorables o no importa poco, ingresa y se publica. También, vamos a estar en el Centro Nacional de Datos con los jueces de la Cámara Electoral como hemos estado en las elecciones anteriores.
Para sorpresa de todos les puedo decir que no hay en la historia argentina desde el 83´ hasta acá, denuncias de fraude en ningún lugar. Es cierto que Romero en Salta hizo un despelote bárbaro, decía siempre “voy a ir a la justicia porque hubo irregularidades”. Como nosotros intervinimos en esa elección como veedores, nos interesó ver la experiencia. Fuimos con Daniel Ingrassia, fuimos con varios de acá y nunca hubo una presentación judicial. Recordarán que ganó para gobernador Urtubey, para intendente de Salta Capital el partido de Romero y para legisladores provinciales y diputados, la izquierda. Entonces vos decías “Bueno, hubo fraude pero dónde?”

En esa denuncia de Camaño ella habló que la empresa que contrato el correo tiene denuncias de fraude electoral en distintos países de Europa…

Desde el 83´ hasta acá y sobre de todo desde el 87´, que se contrató a Indra (la empresa aludida) nunca hubo una denuncia de fraude. De elecciones presidenciales estoy hablando, lo hemos revisado con la Cámara Electoral, lo he hablado con Servini de Cubría, me siempre me dice “Yo fui la que puse a todos los presidentes de la Argentina después de Alfonsín”, no ha habido denuncias de fraude en elecciones presidenciales.
Después si hay, tuvimos la de Tucumán, la quema de urnas en Catamarca, tenemos casos, pero estoy hablando de las presidenciales. Hay un trabajo muy importante hecho por Liliana Varela, una amiga mía que fue directora del Instituto Histórico de la Ciudad de Buenos Aires. Hicieron una investigación de todas las elecciones desde Martín Rodríguez en 1821 en la Ciudad de Buenos Aires hasta acá, Martín Rodríguez en 1821 es la primera elección de voto universal, masculino, directo y secreto.

Se habla siempre de los antecedentes posteriores pero increíblemente fue en 1821, participó mucha gente, no había limites más que el requisito de tener 18 años de edad y ser varón, recordemos que las mujeres votan a partir de Evita pero quiero decir que fue muy llamativa. No hubo denuncias de fraude nunca en la Ciudad de Buenos Aires en ninguna elección. La investigación ocupan dos tomos tremendos. Son dos tomos completos: uno que abarca hasta Yrigoyen, o sea la elección anterior a Yrigoyen y después de Yrigoyen hasta hoy. No hay una sola denuncia en la Ciudad de Buenos Aires, jamás. Hubo conferencias de prensa que dijeron “Acá hubo manipulación”, pero denuncias judiciales no hubo jamás en la Ciudad de Buenos Aires.

¿Qué piensa del sistema de voto electrónico como método de elección?

Estoy a favor de la incorporación de tecnología, bajo un modelo que nosotros propusimos que se desarrolló con el CONICET y con el INTI, que es una boleta única de papel con un lector QR que lo tienen todos los celulares, que no te permite adulterar absolutamente nada porque en la boleta lo que haces es trabajar con una birome, entonces pones tu candidato y el lector QR levanta tu elección, entonces no tiene posibilidad de fraude, es un sistema muy barato y hay que ver si hay interés en tener un sistema tan barato…
Es una boleta única de papel que vos con el lector QR la escaneas, les quiero decir, no descubrimos la fórmula de la Coca Cola con el INTI y el CONICET, y lo puede desarrollar el INTI. Imagínate lo rápido que es para los fiscales, el fiscal agarra el teléfono, “plum” escanea y automáticamente la pasó.

Pero de los sistemas que se proponen de voto electrónico, ¿Está de acuerdo?

Nosotros estamos en contra del voto electrónico. Tenemos una postura crítica al voto electrónico basado en el fallo del Tribunal Constitucional Alemán, porque igual que el de Brasil, el voto electrónico no deja registro de lo que vos votaste. Vos terminas de hacer tu voto, la pantalla se pone en blanco y sale un papelito que dice “José López votó” ¿Y lo que yo voté dónde está?
Es distinto a la boleta electrónica que ofrecía un soporte donde vos cuando terminabas de votar mirabas y comparabas, incluso la ponías frente y verificabas. Te quedaba este soporte que lo tenías que doblar para que el chip quedará tapado por la malla metálica y no pudiera ser escaneado.

Todo esto fueron pasos que se fueron dando en el proceso electoral con intervención del Tribunal Superior de la Ciudad, la UBA y el ITBA. A su vez, nosotros contratamos a las universidades y nos fueron dando una serie de recomendaciones. La diferencia con el voto electrónico es sustancial, vos terminabas de votar y había un soporte en el cual vos mirabas si lo que estaba en el registro de ahí era o no era el voto. En Salta la denuncia que hace Romero conferencia tras conferencia, sin presentar la denuncia judicial, molesto al Tribunal Electoral que ordenó abrir todas las urnas. El conteo, con la presencia de todos los partidos políticos dio el resultado igual a la noche que se hizo la elección, es decir la diferencia fue cero.

¿Para ustedes la boleta única de papel con el lector QR es el mejor sistema?

Todo esto lo estudiamos mucho con Daniel Ingrassia que es un especialista, uno de los que más conoce de elecciones en Argentina y de sistemas electorales en el mundo, con el que preparamos el dictamen, diciendo que nosotros no acompañamos el voto electrónico porque no ofrece garantías. De hecho, ustedes saben que en Alemania el Tribunal Constitucional volteó el voto electrónico y se volvió a la boleta de papel.
El sistema de la boleta electrónica si daba una garantía. Invitamos a todos los partidos políticos, se hizo una audiencia en el Tribunal Superior y firmaron todas las fuerzas políticas que estaban de acuerdo en la elección con ese sistema, luego se llevó a la Legislatura Porteña y se aprobó por unanimidad.
Pero para nosotros la boleta única de papel con el lector QR como dijo el CONICET y el INTI, no hay con que darle, pero claro, es muy barata.

Lo que no permitía la boleta electrónica, era anular el voto…

Lo que tenías que hacer era romper el voto, quedaba en un sobre especial y hacías otro voto

¿Eso no es voto cantado?

No, si vos lo rompes el voto queda… emitías otro que queda dentro de la urna. Todo esto se discutió en una audiencia duró como seis horas, y cada uno planteaba algo, era gente con mucha experiencia en elecciones, fue muy interesante. Nunca una audiencia en la que faltará algún apoderado, siempre vinieron todos, los de la izquierda, los de ECO, los del FPV, los del PRO, todos vinieron y fue una tranquilidad. Una cosa es trabajar vos solo y otra cosa es que estén todas las fuerzas políticas, que el Tribunal Superior este de acuerdo y que la Legislatura este por unanimidad sacando una ley.

Pero hubo críticas al sistema…

No hubo críticas masivas, si parciales, como Lanata que fue un crítico al sistema, pero no hubo críticas masivas. En términos de sociedad, hicimos una encuesta sobre 15 mil casos y nos dio 92% de aceptación por la velocidad que ibas a votar.
En el informe dijimos que lo que interesa no es la velocidad del voto, sino la seguridad del voto. Vos podes putear porque te quedaste haciendo una cola y demoraste mucho, pero lo que tenemos que tener certeza en democracia es que lo que vos metiste en ese voto era lo que vos querías meter ahí y lo que salió. La certeza es lo importante y no la velocidad.
Pero lamentablemente los medios en este sentido tuvieron la información rápida, la gente iba sorprendida, porque me acuerdo que decían “no está votando nadie” y fue la votación en la que más nivel de participación hubo. Claro, porque vos ibas, “pum” votabas y te ibas, era rapidísimo: 92% de aceptación.
Fue un trabajo de 6 meses de dialogo permanente con todos, nosotros actuamos como una especie de coordinación, se analizaban las propuestas de las distintas fuerzas y se fue resolviendo cada cosa, como la malla.