VECINOS CONTRA DESALOJO

La justicia pidió el desalojo de vecinos de Boedo que viven allí hace 35 años, denuncian que es para realizar negocios inmobiliarios.

Una de las vecinas de Cobo 555, Margarita Cruz, dijo “lo primero que quiero decir es que el desalojo se paró esta mañana, logramos pararlo en función de la solidaridad de una serie de organizaciones y que estábamos decididos a resistir dentro del edificio, se ha abierto una nueva ronda de negociaciones con el Instituto de la Vivienda”.

También habló de un conflicto de muchos años en el que se les niega toda oportunidad de acceso, o en sus palabras, “desde el 2014 ya estábamos en relación con el Instituto de la Vivienda donde nos hicieron unas entrevistas y luego mandaron una comunicación que decía que no tenemos derecho a ninguna línea de crédito”, y agregó “es puro proselitismo que se diga que cada 5 minutos se entrega un crédito, nos da bronca porque nos lo niegan a nosotros. Formamos una cooperativa y fue reconocida por el IVC, pero la justicia defiende la propiedad privada en el sistema capitalista, no importa si tenes chicos o viviste allí 40 años”.

La cooperativa se formó para darle mayor fortaleza ante el IVC, los jueces y los abogados, igualmente a las audiencias el Gobierno de la Ciudad suele “mandar funcionarios de tercera línea que no están en tema y no pueden solucionar nada”, aseguró Cruz.

“Intervino DD.HH porque la calle no es nuestro destino, no venimos de la calle, sino de un hogar humilde. Es una canallada por parte del Estado de la Ciudad más rica del país. Somos 17 familias, son departamentos de dos ambientes, así los alquilamos y es nuestro hogar. Pagamos todas las cuotas, agua, luz arreglamos el edificio, etc.”, lanzó la vecina a la que la justicia ordenó desalojar.

Para cerrar remarcó, “el nivel de injusticia es alto porque somos trabajadores, laburantes y muchas mujeres”.