LA COMISIÓN LA PAGAN LOS PROPIETARIOS

Con muchas idas y vueltas, en una sesión accidentada finalmente se aprobó la reforma por la cual la comisión inmobiliaria la dejarán de pagar los inquilinos, y pasará a ser preocupación de los dueños.

En la última cita parlamentaria los inquilinos e inquilinas de la Ciudad de Buenos Aires pudieron ver en cara de los corredores inmobiliarios el rostro de una derrota. Sus gritos de desesperación, propios de la pérdida de privilegios, que interrumpieron la sesión al menos 10 veces, no pudieron evitar que por 51 de 53 votos se aprobara la ley para que la comisión inmobiliaria la paguen los propietarios. Muchos argumentos se escucharon de parte de los legisladores, tanto los que votaron a favor como aquellos que se abstuvieron.

Desde “Ate Inquilinos” aclararon:
“-Hace 10 años que se legisló la comisión inmobiliaria en la Ciudad, sin embargo, el Colegio de Corredores Inmobiliarios de CABA (CUCICBA) recomendaba formalmente a sus matriculados que cobraran por encima de lo que la ley les permitía. Hasta el día de hoy y a pesar del fallo de la justicia, todavía existen cobros ilegales.

-Es razonable y justo que el honorario de la inmobiliaria sea abonado por los propietarios que son quienes las contratan; como la mayor parte del mercado está acaparado por las inmobiliarias, el inquilino acude a ellas ante la necesidad de buscar una vivienda, no por pura elección.

-Ya existían en otras provincias legislaciones en las que el inquilino no cargaba con la totalidad de la comisión: en la Provincia de Buenos Aires -en principio- la comisión se paga entre las dos partes; en Río Negro -otra vez, en principio- la comisión la pagan los propietarios. Estas leyes en innumerables casos no se cumplen.

-Los inquilinos e Inquilinas de la Ciudad de Buenos Aires pagamos alrededor de 4 meses y medio de alquiler para ingresar a una vivienda: 2 de depósito, 1 de adelanto, gastos y alrededor de 1 mes y medio de comisión. Para renovar y prorrogar el contrato, e incluso para hacer convenios de desocupación, nos vuelven a cobrar la comisión. Esta ley nos saca aunque sea, una parte del costo que diezma nuestro salario al menos cada dos años.

-Las inmobiliarias están en contra de que la comisión la paguen los propietarios, aunque -en teoría- podrían cobrar el mismo dinero que hoy nos cobran a nosotros. Esto se debe a dos razones: en primer lugar, las inmobiliarias no son solamente terceros que median entre dueños e inquilinos, sino que además son propietarias de muchas propiedades. El otro motivo, es que saben que a los inquilinos nos podían cobrar lo que quisieran de comisión, sabiendo que nosotros corríamos con una necesidad de alquilar; en cambio, a los propietarios no los van a poder pasar por encima y se van a tener que sentar a negociar, no a imponer, el precio de la comisión.

-NO ES NECESARIA LA INTERVENCIÓN DE UNA INMOBILIARIA PARA HACER UN CONTRATO DE ALQUILER. No lo hace más seguro, no lo hace más legal, no lo hace más válido. Quienes atendemos inquilinos e inquilinas todos los días, podemos dar fe de que la enorme mayoría de los contratos de alquiler confeccionados por las inmobiliarias son contrarios al Código Civil y Comercial de la Nación. Aclaramos que los contratos contrarios a la ley son perjudiciales tanto para los inquilinos como para los propietarios. “ATE INQUILINOS” elaboró un modelo de contrato de alquiler justo para las partes, que se encuentra ajustado en su totalidad a Derecho.

Esperamos que seamos cada vez más los inquilinos e inquilinas que nos organizamos y luchamos por nuestros derechos, por una realidad más justa y digna para todos los trabajadores y trabajadoras que hoy dejan mes a mes la mitad de su sueldo para alquilar su techo.”

Según la modificación a la Ley 2340 (Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad) conocida como «Ley de Alquileres»,se exime a los inquilinos del pago de comisiones, las cuales deberán ser cubiertas por los propietarios y no deberán ser superiores al 4,15% del valor total del contrato.

En este sentido, la jefa del Bloque Peronista, María Rosa Muiños, fundamentó el acompañamiento a la Ley «porque es una iniciativa de control, que viene a subsanar una falla sobre regulación de la Ley 2340, la cual ha sido sistemáticamente incumplida durante diez años», aunque aclaró que «es pretencioso hablar de ‘Ley de Alquileres’ porque no es una Ley exhaustiva ni una política habitacional integral».

«Al expresar que es exclusivamente el propietario el que va a tener que pagar el mes de comisión, esta Ley pone en evidencia que la parte débil en esta relación triangular – con el propietario y la inmobiliaria – es el inquilino. Por eso, insistiremos con nuestro proyecto de incluir la figura de ‘Infracciones en el Ámbito Inmobiliario’ en el Código de Faltas de la Ciudad, con el objetivo de multar a las inmobiliarias que se abusen en el cobro de comisiones, al momento de habitar la propiedad o renovar el contrato», informó la legisladora y segunda candidata a renovar su banca por la lista Unidad Porteña.

Por su parte, el legislador de PRO y presidente de la Comisión de Legislación General, Daniel Del Sol, celebró la sanción del proyecto de ley que prohibirá a los locatarios abonar comisiones y gastos adicionales a la hora de alquilar un inmueble en la Ciudad.

«Es un primer paso muy importante que beneficiará a miles de porteños, ya que significará una reducción de la inversión que se hace al acceder a un alquiler», manifestó el diputado porteño, quien trabajó el expediente desde que ingresó a la Legislatura.

El texto aprobado también indica que las inmobiliarias deberán exhibir un cartel informando estas modificaciones y se creará un área de asesoramiento legal, permanente y gratuito.