GUANTES EN ALTO

Con una plaqueta entregada por la Legislatura de la Ciudad tuvo el reconocimiento a su trayectoria en el 40° aniversario del inicio de su carrera pugilística, el boxeador Jesús Romero.

Por iniciativa del diputado Claudio Heredia (Bloque Peronista) se reconoció además su gran labor solidaria en el Bajo Flores. Emocionado, Heredia le dijo “bienvenido a la casa de la democracia, dónde se legisla y también se homenajea a grandes como vos».

Además agregó «como en aquella oportunidad que nos recibiste en tu casa, Jesús, con la calidez de tu familia y del barrio, hoy queremos darte la bienvenida y esperamos que este momento quede grabado para siempre porque es un homenaje muy merecido; no solamente es un reconocimiento de la legislatura donde se presentó este proyecto para celebrar los 40 años de tu carrera deportiva, donde has demostrado ser un campeón múltiple en una disciplina tan férrea y tan fuerte, sino porque sos un campeón de la vida, un referente social, una persona de bien que siempre está dispuesta a abrir su casa y su gimnasio a todos aquellos que tienen una necesidad».

Para finalizar, Heredia recalcó la tarea social del boxeador «en los barrios más vulnerables de nuestra Ciudad de Buenos Aires también donde penetran los peores flagelos que puede tener la sociedad: el maltrato en el seno del hogar, las drogas, la delincuencia donde sabemos que debería cumplir el estado un rol fuerte y tratar de contener a todos aquellos que sufren, allí también están estas personas comprometidas, estos actores sociales que contienen y trabajan formando chicos, sacando campeones, dándoles una oportunidad a los que quizás tienen más dificultad para salir adelante. Así que este homenaje a un luchador como vos es mucho más que merecido.”

A su vez, el homenajeado Jesús Romero dijo “hoy es como si tuviera 9 años cuando vine a buscar ser un boxeador, este recordatorio lo quiero hacer para agradecer a toda la gente que hoy, en mi nueva etapa de boxeador, me ayudan como lo hicieron cuando tenía 9 años.
Este reconocimiento es para los chicos que saqué de la calle, para mi familia, mis hijos y todos los que me ayudaron. Este homenaje me da más fuerza para seguir luchando. Sepan que prefiero sacar cinco chicos de la calle, la droga que un campeón argentino o del mundo. Gracias a esta gente pude estudiar, educarme y aprender, y mi trabajo es mi agradecimiento.”

Estuvieron presentes, el presidente de la Federación de Box, Luis Romio; Victor Luppo; el presidente de la Agrupación Peronista Blanca, Fernando Barrera, el auditor de la Ciudad, Hugo Vasques, el comunero de la comuna 15, Germán Palladino, Mario reina, comunero de la comuna 5, el fiscal Luis Cevasco, familiares y amigos de Jesús Romero, militantes de UPCN y vecinos del barrio.

Fundamentos del proyecto:

Jesús Eugenio Romero nació en el seno de una familia humilde de la localidad de Cochinoca, Departamento de Abra Pampa, Provincia de Jujuy, sector de nuestro país ubicado en la puna a casi 3500 metros de altitud. Por el trabajo de su padre se desplazó a otras localidades de su provincia natal y del Chaco. Desde allí Jesús Romero trajo sus sueños a Buenos Aires en busca de éxitos deportivos que llegaron muy pronto pero en base a un gran sacrificio dado los escasos recursos.Comenzó sus entrenamientos en la zona del Bajo Flores gracias a la solidaridad de agentes del destacamento policial que le daban cobijo con la obligación entrenar fuertemente y cuidar su salud y absoluta disciplina.

Fundó el gimnasio Jesús E. Romero donde centenares de hombres y mujeres han recibido la sana práctica del deporte en forma gratuita y comunitaria. El objetivo claro y preciso es formar jóvenes en el deporte y alejarlos del flagelo de las drogar y el alcohol.Además fundó una asociación civil que tiene como meta solventar el gimnasio con los fines antedichos pero también fomentar el trabajo como base para integrarse en la sociedad y para ello ayuda en la búsqueda de empleo a quienes no lo tienen, brindando capacitación para adecuarse a las exigencias del mercado laboral. Asimismo trabaja con profesionales asistiendo a niños y adolescentes en la prevención de adicciones, salud reproductiva y de la salud en general. La asociación “Entrenar por la Vida” que dirige, brinda estos servicios a la comunidad a lo que se suma un comedor comunitario, apoyo escolar y ayuda en prevención sanitaria.Jesús Romero cumplió un sueño, ayudar a sus semejantes para guiarlos por la senda del deporte y la formación física y ayudarlos en satisfacer sus necesidades básicas, allí donde el Estado muchas veces se ausenta, dejando libre el camino para aquellos que se aprovechan de las personas más vulnerables para su propio beneficio.