HUMO SOBRE BUENOS AIRES

El segundo Campeonato Federal del Asado que se celebró en la Ciudad concluyó con la pareja representante de Santa Fe con el máximo premio.

Unas 350 mil personas asistieron al campeonato que se realizó en la 9 de Julio, más precisamente en las instalaciones montadas en lo que los organizadores llamaron «Estadio del asador», ubicado en la Plaza de la República, junto al Obelisco.

El equipo conformado por Marcelo Herrera, como parrillero, y Pablo Ramallo Oliva, como asistente, resultó ganador, al ser el más aceptado por los jueces, entre los 24 grupos que representaron a las provincias y a la Capital Federal.

De esta forma, los santafesinos sucedieron a los mendocinos que el año pasado habían sido consagrados como los mejores asadores.

«Estoy muy emocionado. Esto es algo enorme para mí. Creo que recién mañana voy a caer en la cuenta de que le gané a 23 provincias», expresó Marcelo Herrera, de 42 años, quien aseguró haber llegado a Buenos Aires con «mucha fe en ganar».

Oriundo de Rosario, Herrera es trabajador gastronómico desde hace 27 años y, gracias a su experiencia en la parrilla, viajó a países como Chile e Italia para trabajar como asador.

Los 24 equipos que participaron de la competencia fueron seleccionados a través del gremio Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA) que maneja Luis Barrionuevo.

Los rosarinos que representaron a la provincia de Santa Fe se llevaron los trofeos y el título de «Mejor Asador».

Los participantes tuvieron que cocinar tres cortes de carne vacuna predefinidos: vacío, asado de tira ancha y colita de cuadril, además de choripán. Los asadores dispusieron de 11 condimentos: jugo de limón, aceite neutro, ajo fresco, orégano, ají molido, pimentón, laurel, comino, sal, nuez moscada y pimienta, y también de pan.

Estos productos fueron entregados por los organizadores, en tanto que cada asador tuvo que llevar sus propias herramientas de trabajo para parrilla y elegir entre carbón o leña como combustible.

El jurado estuvo conformado por asadores de importantes parrillas porteñas, el reconocido Francis Mallman y este año se sumó una pareja de vecinos de la ciudad que fueron elegidos a través de un sorteo por las redes sociales.

Los jueces evaluaron la presentación, el sabor y el punto de cocción, a través de una puntuación de 1 a 5.

Además, en el «patio de las Fiestas Nacionales» estuvieron presentes las fiestas más populares de nuestro país y el patio de las colectividades como la Fiesta Nacional del Ternero y Día de la Yerra (Ayacucho), Fiesta Nacional del Cordero (Puerto Madryn), Festival Mundial del Choripán (San Antonio de Arredondo), Fiesta Nacional del Chivo (Malargüe) y Fiesta Nacional del Chivito (Chos Malal).

El campeonato fue organizado por el programa «BA Capital Gastronómica» del gobierno porteño, que busca impulsar a la Ciudad de Buenos Aires como la capital gastronómica de América Latina, y tiene como objetivo la promoción y el desarrollo gastronómico para generar más turismo, empleo y desarrollo económico.